GUARDIANES DEL AGUA EN LA VEREDA ZAFRA

 

 

El pasado miércoles 26 de agosto, estuvimos en un evento muy especial, trabajando en una de las líneas estratégicas de la Corporación: desarrollar una cultura del agua, fortaleciendo el concepto del cuidado de las cuencas hídricas. Estas experiencias las realizamos en espacios como colegios y asilos, invitando a JAC, estudiantes, profesores, y diferentes voluntarios. El objetivo es enseñar de una manera práctica la importancia del cuidado del agua y el medio ambiente. En esta ocasión, realizamos una siembra experiencial en la que cada niño se encargó de sembrar un árbol y lo apadrinó para que crezca sano y pueda contribuir con la conservación.

 

En la escuela Zafra, ubicada en la vereda Zafra del municipio de Belmira, fuimos recibidos de la mejor manera por los cada uno de los estudiantes y profesores. Unos nos recitaron poemas, otros nos enseñaron lo que sabían del agua, algunos cantaron al son de los pájaros y el resto nos escuchó atentamente mientras realizábamos la capacitación de ¿cómo se debe sembrar un árbol para que los esfuerzos no sean en vano?.

 

Salimos con el corazón llenito de tanto amor recibido y de tanto cariño de parte de todos en la Escuela, además felices por la labor cumplida y porque logramos nuestro objetivo de generar consciencia en cada uno de los niños de lo importante que es conservar la naturaleza y tener presente que el agua es vida.

Esperamos volver muy pronto con nuevas actividades para seguir dejando un legado para el futuro en cada uno de los niños que habitan en los municipios de las cuencas de los embalses de Riogrande II y La Fe.

 

Ya con esta, van 30 experiencias de educación ambiental y 10.000 árboles sembrados en lo que va corrido del año. Esto es poco para lo que nos soñamos en CuencaVerde, buscando que las próximas generaciones sean más conscientes de que los recursos naturales son limitados y los debemos cuidar responsablemente.