More, nuestra guardacuencas en San Pedro de los Milagros

Morelia Barrientos, a quien cariñosamente desde que estaba en el colegio llaman “More”, es nuestra cara amable en San Pedro de los Milagros, nacida en un mes de noviembre de 1980, es la menor de 8 hermanos, y de niña no imaginó jamás que algún día estaría trabajando en aspectos ambientales pues, aunque sentía un gran amor por la naturaleza, lo veía inalcanzable.

Durante más de 4 años, trabajó en la secretaría del Distrito de Manejo Integrado (DMI), en Belmira; y estando allí tuvo la oportunidad de estudiar una carrera técnica ambiental en el Sena. Después de esto llegó un importante reto a su vida: CuencaVerde, donde inició apoyando algunos proyectos específicos, hasta que en el año 2016 pasa a ser LA GUARDACUENCA DEL MUNICIPIO DE SAN PEDRO DE LOS MILAGROS y desde entonces trabaja cuidando la cuenca del embalse Riogrande II y no lo quiere dejar, dice: “su pasión es cuidar el agua”.

-El Programa de Guardacuencas es una iniciativa que busca maximizar el potencial de las personas capacitandolas y generando experiencia en temas ambientales para que se apropien de la protección y conservación de las zonas ambientalmente estratégicas, especialmente, aquellas donde se ejecutan las acciones de la Corporación CuencaVerde –

Para ella, estar trabajando en CuencaVerde ha sido toda una experiencia y una gran oportunidad para poder cumplir su proyecto de vida. Manifiesta, que es uno de los mejores trabajos que ha tenido, en donde, además de aprender muchísimo, todo lo que ha hecho, ha sido con mucha responsabilidad y amor.

Cuando se le pregunta, cómo se ve en el futuro, More suelta una fuerte carcajada, que más parece una risa nerviosa, y responde: “me veo totalmente como una mujer realizada”. Además, espera seguir trabajando en CuencaVerde, porque disfruta mucho lo ambiental y quiere seguir preparándose en este su campo, pues cuando a uno le gusta mucho lo que hace, se siente realizada y feliz.

Y si algún día se va de la Coporación, que espera no hacerlo, dice dejar un gran legado de cariño. Para ella, es algo incalculable, pues para este trabajo es muy importante tener carisma y ganarse  la confianza de todas aquellas personas con quienes trabaja a diario.

Al conocer a More, y adentrarse un poco en su historia, todos los caminos llevan a asociarla con la palabra perseverancia, pues es una persona que constantemente lucha por sus sueños y aunque sabe que lograrlos implica atravesar un camino largo y lleno de obstáculos, está dispuesta a dar cada paso, con amor y dedicación.

Nuestros Guardacuencas son puentes entre las administraciones locales, los actores del territorio, las comunidades, los campecinos y todos los beneficiarios y la Corporación, y con More se entiende que esta labor implica nobleza, transparencia y amor por lo que se hace. Por eso le hacemos un homenaje a More este mes y le agradecemos por tener un pensamiento verde y ayudar a dejar un legado para la vida, para el futuro.